15 de enero de 2016

EXCURSIÓN A ERCÁVICA Y AL MONASTERIO DE MONSALUD

DOS LUGARES PARA DESCUBRIR

Arturo Sacritán Turbica

Una excursión interesante y que hemos tenido que repetir en varias ocasiones por el interés despertado es la visita al yacimiento romano de Ercávica y al Monasterio Cisterciense de Monsalud, situados en el suroeste de Guadalajara, esta comarca conocida también como la Hoya del Infantado, es aún poco conocida, pero guarda grandes tesoros artísticos, no solo los antes mencionados; destacamos la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Alcocer, “La Catedral de la Alcarria”, llamada así por su planta catedralicia, ejemplo de arquitectura transición románico-gótico.


EL MONASTERIO DE MONSALUD


                         Imágenes obtenidas de la página Web: http://monsaludyercavica.es


El Monasterio de Monsalud se encuentra a las afueras de Córcoles. Estamos ante uno de los más claros y bellos ejemplos de la presencia de la orden del Císter en la Península Ibérica. Fue el primer y más antiguo cenobio de la provincia junto a los de Bonaval, Buenafuente del Sistal y Óvila, siendo el mejor conservado de ellos. Declarado Bien de Interés Cultural desde 1931, ha sido objeto de varias restauraciones en las últimas décadas por parte de la Junta de Castilla la Mancha. Su fundación está rodeada de un halo de misterio cuyo origen proviene de los tiempos de los reyes visigodos Amalarico y Clotilde, quienes construyen la primera ermita dedicada a la Virgen de Monsalud. En relación a la edificación del monasterio, algunos autores defienden su construcción entre el año 1140-1141, siendo por lo tanto pionero de la Orden en España, a pesar de que el primer documento fiable data del 1167, en el que Juan de Treyes, Arcediano de Huete, concede al Monasterio de Monsalud la aldea de Córcoles con todos sus términos. Dicha donación está ratificada por el Rey Alfonso VIII dos años más tarde, dando más datos sobre los derechos y territorios del Monasterio.


EL YACIMIENTO ROMANO DE ERCÁVICA



             Imágenes obtenidas de la página Web: 
http://monsaludyercavica.es


El Yacimiento de Ercavica comenzó a excavarse en 1972. Es un magnífico ejemplo de ciudad romana. El desarrollo urbanístico de la ciudad comenzó en época de Augusto, cuando debió programarse su monumentalización, de modo semejante a lo identificado en otras ciudades del entorno, como Segobriga o Valeria. Lo más seguro es que la ciudad romana se asentase sobre una antigua población Carpetana de la cual aún no se ha descubierto ningún resto. El auge constructivo debió mantenerse hasta el siglo II d. C., mientras que hacia mediados del siglo III se produciría el declive de la ciudad, con el abandono y caída en desuso de sus principales monumentos. No obstante, hay que recordar el hallazgo, en el interior de uno de los edificios del Foro, de una inscripción dedicada al hijo de Galieno, que sería muestra de que en la segunda mitad del siglo III d. C. la vida municipal ercavicense tenía aún suficiente vigor como para erigir un monumento conmemorativo al hijo del emperador. Fue una de las ciudades más importantes de la Hispania Citerior, llegando a alcanzar la nada desdeñable cifra de 20.000 habitantes, mucho más que la conocida Segobriga. Ercavica contaba con un gran Foro (donde ésta la basílica), Termas (muy bien conservadas), Teatro (probablemente mayor que el de Segobriga, pero no excavado), y sobre todo de una población enriquecida por el comercio del Lapis Specularis, que construyeron grandes domus que aún hoy podemos admirar. Destacar también los restos de la Casa del Medico, llamada así porque en ella se descubrieron una gran cantidad de utensilios médicos.


La trascendencia de Ercavica se mantuvo en el tiempo con la presencia de los visigodos en la misma, dándole el estatus de sede episcopal, bajo el nuevo nombre de Arcávica, fruto de una degeneración del término primitivo. Entre los obispos que la presidieron destacamos a San Donato . Los restos de este periodo son notables y abundantes por la zona como el de dos necrópolis, un eremitorio, un baptisterio y un monasterio conocido como Servitano en el paraje Vallejo del Obispo. Tras la invasión musulmana, los restos y escritos atestiguan la presencia de bereberes en este núcleo, renombrado como Santabariya. Ostentó el título o estatus de Cora, demarcaciones territoriales en las cuales estaba dividida Al Andalus.

Durante la reconquista se abandonó la sede episcopal reubicándose en Albarracín y Cuenca, perdiendo su influjo Santaver (la Santabariya cristianizada) en los textos. A pesar de ello la población devolvió el culto al antiguo monasterio cercano y se reubicó con el tiempo en la actual Cañaveruelas.


Actualmente Ercávica y el Monasterio de Monsalud son gestionados por un grupo de jóvenes que los mantienen vivos, y realizan visitas y actividades muy interesantes:



Podéis acceder a su página web para más información en el siguiente enlace:


                                             http://monsaludyercavica.es


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una excursión maravillosa!!!! Feliz año a todos!

Estudio de las artes dijo...

Feliz año nuevo!! La verdad es que ha sido una excursión que a gustado muchísimo a todo el mundo. Esperamos poder organizar otras que os gusten tanto como esta.